Freinet nos invita a traer a la realidad una pedagogía en que se incluya a todos, una pedagogía idealista, pero con metas reales. Un gran educador y un gran soñador que dedicó su vida a hacer mejorías a los métodos educativos de su época, mejorías que, en algunos casos, todavía son vigentes. Te invitamos a que entres, por unos momentos, en un universo pedagógico diferente, donde, después de conocerlo, podrás formarte una idea propia de cómo es que la educación cambió gracias a este importante pensador.

martes, 5 de mayo de 2009

APRENDIZAJE

  • Espontáneo, a base de pruebas –ensayo y error–; no es un aprendizaje sistemático abstracto
  • Su metodología es el tanteo experimental: ensayo y error. Se presenta en 3 periodos:

* Periodo de prospección por tanteo
* Periodo de instalación
* Periodo de trabajo

6 comentarios:

  1. El aprendizaje es una de las funciones más importantes que podemos desarrollar los seres humanos; sin embargo, considero que el aprendizaje al cual se refiere Freinet (a base de prueba y error) se encuentra enfocado a niños pequeños que aún necesitan de sus sentidos para poder aprehender las cosas. El hecho de generalizar este tipo de aprendizaje a todas las edades, considero nos llevaría a un estancamiento, ya que si bien es cierto al inicio el aprendizaje es a prueba y error, a medida que otras funciones se desarrollan en los niños, se debe de ir mudando a un aprendizaje abstracto, lo cual ayudará a la maduración de su pensamiento.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo: Coincidimos contigo en que se llegaría a un estancamiento si durante todas las etapas evolutivas se habla de un aprendizaje mediante ensayo-error; es por lo mismo que existen las diferencias en las habilidades mentales de orden superior e inferior. Nos parece muy interesante que hagas la distinción de las etapas evolutivas del hombre y que hayas puesto especial atención en el hecho de que con el pasar del tiempo, el pensamiento de los seres humanos se va moldeando según las necesidades de su entorno y su propia realidad.

    ResponderEliminar
  3. Creo que el aprendizaje debe ser a base de experiencia, por su puesto que debe ser guiado, pero entonces no sería totalemnte libre, es decir, el preceptor funjiría como guía, por tal, creo tiene raices del Método Montessori o incluso de Rousseau.
    Pero no estoy totalmente deacuerdo que sea a base de "ensayo-error" eso me indicaría qe es más com instrucción. ¿no creen?
    (Buen Blog) KINA (PED UP 6to)

    ResponderEliminar
  4. Paulina y Karina: El aprendizaje por medio del "ensayo-error" posibilita la reflexión del educando sobre sus acciones. Creemos que sería un reduccionismo decir que este método de aprendizaje es únicamente instrucción, porque Freinet no se refiere a un aprendizaje mecánico, sino a ir más allá del error, localizando dónde fue la falta y saber por qué sus acciones no tomaron el camino adecuado.

    ResponderEliminar
  5. Me parece muy interesante la propuesta de Freinet, en especial aquello que se refiere al respeto y a la responsabilidad del niño en su educación; no obstante, difiero en algunos aspectos, en particular el que expone que el aprendizaje se debe basar en el ensayo-error, pues implicaría utilizar, que no desperdiciar, una considerable cantidad de tiempo; además, se necesitarían maestros mejor preparados para dirigir a sus alumnos en la práctica.
    Por último, supongo que si, como Freinet dice, todos tenemos la misma habilidad para aprender, ésta no es la misma en todos los educandos, por lo que cada uno se equivocaría en distintas cosas y esto exigiría que la educación fuese particular; creo que si este método se quisiera utilizar en el país, tendría que sufrir ciertas modificaciones.

    Quiero felicitar a los creadores de este blog, sus ideas son claras y concisas y la presentación es impecable.

    Rocío Padilla

    ResponderEliminar
  6. Creo que es sumamente interesante empaparte de este tipo de información hoy en día.. Darse cuenta en que situación se encuentra actualmente el alumno frente a ese concepto del aprendizaje. Los niños de hoy pasan más tiempo ante la pantalla de televisión que en la escuela. El universo urbano abstracto en que viven los mantiene ajenos y alejados de las experiencias fundamentales que vivían los niños de ayer. Remontandonos a la agricultura, la ganadería, la captación de las fuerzas elementales del agua, del viento, la experiencia mecánica elemental de las máquinas movidas por la fuerza animal o por la fuerza humana, las medidas concretas de longitud, capacidad, volumen y peso, las relaciones comerciales diarias acompañadas de su ritual, son cosas que han desaparecido, ya que la civilización técnica ha suprimido ese marco vital. La pantalla de televisión convierte en espectáculo el contacto con la naturaleza y con el prójimo, ahora no es necesario mas que apretar un botón para producir instantáneamente efectos considerables. El niño de hoy “consume” sin darse cuenta. Todavía no se reconocen exactamente los efectos causados por estas transformaciones, pero se presiente que se hace cada día más frágil la existencia humana.

    La función de la escuela debería consistir en ofrecer al niño las experiencias fundamentales que antes el medio natural disponía en torno al alumno campesino: cultivar, criar, construir máquinas sencillas, todas ellas actividades elementales para elaborar esquemas concretos sobre los que construir el pensamiento abstracto. Es importante reconocer que Freinet quería introducir la vida en la escuela en una época en que la escuela era un templo en el que el saber podía construirse de forma aparentemente abstracta porque se comenzaba de manera natural en la experiencia concreta que se vivía fuera de la escuela. Claro que la relación no resultaba evidente entre el universo del campo o el taller y el universo intelectual de la escuela. Pero esta relación era posible ya que se trataba de recuperar y transformar la experiencia práctica espontánea. A mi parecer el movimiento de hoy día va en dirección contraria: el hecho de que la escuela tenga que ser un medio vital se debe a que ha de ofrecer esas experiencias básicas que el niño no puede vivir fuera de la escuela. Las técnicas de Freinet me parecen más válidas que nunca; debería cambiar su sentido al convertirse en casi obligatorias.

    María José Borja

    ResponderEliminar